Las redes, grupos, colectivos y organizaciones firmantes de este pronunciamiento manifestamos nuestra conmoción e indignación ante los hechos de extrema gravedad que han tomado estado público en las últimas horas sobre la existencia de redes de explotación sexual, corrupción, trata, asesinatos y muertes dudosas de adolescentes en el Departamento de Treinta y Tres. Hacemos un llamado a la sociedad toda y exigimos del Estado Uruguayo justicia y protección para las niñas, niños y adolescentes víctimas de explotación sexual.


Nos conmociona nuestra realidad y por eso, una vez más hacemos un llamamiento a la sociedad uruguaya, para que tome conciencia de la real dimensión de éstos hechos y no se mantenga indiferente: vivimos en un país en el cual los adultos continúan negociando los cuerpos y vidas de las niñas, niños y adolescentes tal cual una mercancía.