El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM Paraguay), organización feminista regional que busca la promoción y defensa de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, se manifiesta ante la cruel agresión cometida contra la compañera Bernarda Pesoa, lidereza indígena de la comunidad de Santa Rosa del Pueblo Qom y miembra de la Coordinadora de Mujeres Rurales e Indígenas del Paraguay (CONAMURI), a raíz del atropello por parte de la Fundación Paraguaya de Cooperación y Desarrollo en sus territorios, imponiendo las plantaciones de eucalipto en territorio del pueblo Qom.

Este atropello además de constituir un grave hecho de violencia, constituye una violación del derecho constitucional que tienen los pueblos indígenas a la consulta previa, al respeto a la propiedad comunitaria de la tierra y al derecho que tienen de preservar y desarrollar su identidad étnica en su hábitat, así como también organizarse de acuerdo a sus usos consuetudinarios, armónicos con el ecosistema que les rodea (CN, 1992; Art. 63, 64).