CLADEM conjuntamente con Equality Now, BAHRAIN, Asociación de Mujeres para el Desarrollo Humano (BWA), Asociación de Mujeres Abogadas de Etiopía, Foro de Mujeres, Derecho y Desarrollo (FWLD), Human Rigths Watch (HRW), Clínica Internacional de Derechos Humanos de la Escuela de Leyes de la Universidad de Virginia, IWRAW, IWRAW Asia Pacific, WiLDAF; suscribieron un Amicus Curiae en el caso Rubén Flores-Villar ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

Flores-Villar, nació hace 35 años en Tijuana, ciudad fronteriza con San Diego, hijo de padre estadounidense. Para recibir la ciudadanía, los nacidos antes de 1986 necesitaban que sus padres estadounidenses hubieran vivido 10 años en Estados Unidos, y de ese período al menos cinco años después de que hubieran cumplido los 14 años. Cuando nació Rubén su padre tenía 16 años y por ende su progenitor no se ajustaba al segundo requisito. Las madres estadounidenses necesitan haber vivido de manera continua un año antes del nacimiento del niño/a. Con la modificatoria en 1986 a la ley de inmigración redujeron a cinco años el requisito de residencia de los padres y de ese lapso que hayan permanecido sólo dos en el país después de los 14 años. Como su padre es estadounidense pero no su madre, Rubén Flores-Villar ha tenido problemas para conseguir la ciudadanía y evitar que se le acuse de indocumentado.

Este caso desafía la constitucionalidad de las leyes de nacionalidad con base al sexo, específicamente la 8 U.S.C. s. 1409 con un foco sobre los desiguales requerimientos de residencia para ciudadanos hombres y mujeres. Bajo esa ley, ciudadano/as de EEUU que son padres de niños/as extranjeros, nacidos de parejas no casadas legalmente, tienen obstáculos adicionales -además de aquellos impuestos a las madres- para transmitir la ciudadanía a sus hijos/as. La decisión de la Corte Suprema de EEUU, luego, tendrá mayores implicaciones para todos los aspectos basados en sexo de la ley sobre nacionalidad.

El Amicus Curiae elaborado por Martha Davis y James Rowan, presenta argumentación de altas cortes en el derecho comparado de países como: Austria, Botsuana, Canadá, Alemania, Italia, Japón, Nepal y Zimbabue que han derrumbado variadas leyes discriminatorias con base en sexo/género en campos de ciudadanía y nacionalidad. Además, el escrito se dedica entre uno de sus tópicos a la revisión de los tratados internacionales y decisiones de los organismos de monitoreo que requieren igualdad de género en las leyes de ciudadanía.