Uno de los principales problemas de las mujeres que sufren violencia, es el acceso a la justicia. Esta situación pone en evidencia que en el país los principales logros en materia de igualdad se han dado en el plano formal y legislativo, pues se cuenta con un conjunto de normas y planes orientados a la atención y sanción y en menor medida a la prevención. Sin embargo, el ejercicio real de derechos es un gran pendiente del Estado.

Comprender las dificultades que tienen las mujeres para acceder a la justicia, implica abordar las diferentes percepciones que tienen, tanto las personas afectadas por la violencia de género, como los actores que intervienen en el circuito de atención del Estado. Así como comprender la complejidad de la ruta crítica como los estereotipos de género que se mantienen en el análisis de los casos.

Descargar