Las Organización de las Naciones Unidas, surge en 1945 a partir de la reflexión de los Gobiernos sobre la catástrofe y la devastación social que puede ocasionar la mano del hombre cuando se pone al servicio de la guerra. En 1948 y con el impulso de Eleonora Roosevelt, se aprueba en el seno de las Naciones Unidas La Declaración Universal de Derechos del Hombre, siendo el primer instrumento moderno de reconocimiento y protección de los Derechos Humanos, reconocemos su enfoque androcéntrico y comprendemos que responde al momento histórico y al desarrollo del pensamiento de Derechos Humanos. La innegable realidad de las mujeres a nivel mundial, se impuso en la discusión en materia de Derechos Humanos, y desde las Naciones Unidas se experimentó un avance sustantivo al aprobar en 1967 la Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, precedente importante para la aprobación de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), en diciembre de 1979. El Salvador ratificó la CEDAW el 2 de junio de 1981, por lo cual desde ese momento es Ley de la República de El Salvador, estando comprometido el país en adecuar leyes, adoptar medidas, definir, políticas, planes, programas y estrategias que respondan nacionalmente al espíritu de la CEDAW, con el objetivo de erradicar tanto del ordenamiento jurídico como de sus prácticas Institucionales, todas aquellas acciones que directa o por resultado signifiquen discriminación contra la mujer en el ámbito público como en el privado.

Descargar