CLADEM en El Salvador

A la fecha de su asesinato en 1989, Norma Virginia Guirola de Herrera era Enlace de CLADEM. Su legado es recogido en 1991 por CEMUJER, organización que en ese año convoca a diversas organizaciones, de mujeres, de investigación y a título individual para darles a conocer los antecedentes de CLADEM y proponerles que se sumaran a la iniciativa de su fundación.

Es así como el 24 de octubre de 1991, CEMUJER, IMU, ADEMUSA, ACOGIPRI, IEJES, FUNDACION VASQUEZ y la Abogada Margareth Popkins, firman el Acta de fundación de CLADEM El Salvador.

Principales actividades

2016

Comunicado conjunto sobre publicidad sexista

Haz clic sobre la imagen para ver más grande

2015

Boletín semestral de actividades

Pronunciamiento: El Estado salvadoreño y su compromiso con la salud de las salvadoreñas

2014

TRABAJO DOMESTICO, EMBARAZO ADOLESCENTE Y ANALISIS SITUACIONAL DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN EL SALVADOR

Presentación de Amicus Curiae, Caso de las 17 mujeres condenadas por aborto

Comunicado 28 de septiembre

2012

Balance anual respecto a los derechos humanos de las mujeres

Pronunciamiento por el día de la no violencia contra la mujer

Pronunciamiento por el Día del Trabajo

2011

Carta a José Miguel Insulza en ocasión del 41º Período Ordinario de Sesiones de la OEA

San Salvador, 04 de junio 2011.

Excelentísimo Señor José Miguel Insulza
Secretario General
Organización de los Estados Americanos

Presente.-

Reciba los saludos cordiales del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de la Mujer (CLADEM) así como del Instituto de Estudios de la Mujer “Norma Virginia Guirola de Herrera” (CEMUJER), en ocasión del Cuadragésimo Primer Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos “Seguridad Ciudadana en las Américas”.

CLADEM es una articulación dedicada a la promoción y defensa de los derechos humanos de la mujer desde el campo socio – jurídico, con una perspectiva feminista, en una dinámica que interconecta los planos locales, regionales e internacionales. La Red agrupa a organizaciones no gubernamentales en catorce países de la región y se encuentra presente en El Salvador desde 1991, siendo CEMUJER institución fundadora.

Conocedoras de que la promoción de los derechos humanos de la mujer así como la equidad e igualdad de género son temas prioritarios en la agenda de la Asamblea General, en esta ocasión nos dirigimos a Usted con el objetivo de hacer de su conocimiento que CLADEM El Salvador junto con CEMUJER desde hace dos años ha venido realizando una Campaña por el cumplimiento de las Observaciones emitidas en el año 2008 por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Comité CEDAW) dentro de las cuales se recomienda al Estado de El Salvador, seguir “Promoviendo el proceso de ratificación del Protocolo Facultativo de la Convención, pues tiene la firme convicción de que dicha ratificación constituirá una expresión de la voluntad política y la determinación del Estado parte de trabajar a favor de la aplicación plena de la Convención y el logro de la igualdad entre mujeres y hombres” (Párrafo 10 de las Observaciones Finales del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer emitidas el 07 de noviembre de 2008).

En ese sentido, CLADEM El Salvador y CEMUJER manifiestan su preocupación de que el Estado Salvadoreño aún y cuando es Parte de importantes instrumentos regionales en la materia como lo es la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres sea uno de los pocos estados de la OEA que se niega a ratificar el Protocolo CEDAW.

De tal forma le solicitamos a su Excelencia instar al Estado de El Salvador la pronta ratificación del Protocolo CEDAW como una muestra de la buena voluntad de este País en la garantía del cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres.

Atentamente,

CLADEM ES, CEMUJER

Cintillos de Difusión por el 25 de noviembre. Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

Carta abierta a la junta Directiva de ISDEMU, ante la destitución de Julia Evelyn Martinez

Cladem participa en marcha nacional del 01 de mayo en conmemoración de las trabajadoras y trabajadores

Cierre de la Campaña por el cumplimiento de las recomendaciones emitidas por el CEDAW al Estado de El Salvador

Contexto nacional

 

La violencia contra las mujeres en El Salvador, es de carácter estructural y a 21 meses de vigencia de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres (LIEV), no se cuenta con funcionarias y funcionarios especializados en el tema, contribuyendo con la alta cultura de honor en el país lo que legitima la violencia de género.

La recomendación 18 de la CEDAW, establece como esencial que el gobierno, cuente con datos estadísticos uniformes, siendo otra barrera que no permite visibilizar la magnitud de los tipos de violencia que sufren las mujeres en el país.

El aborto terapéutico es otro derecho, donde no ha habido ningún avance en el país, por el contrario, diferentes sectores gubernamentales y medios de comunicación se prestan para distorsionarlo, llegando al extremo de tratarlo como tema de agenda y contribuyen a continuar aplicando la violencia institucional a aquellas mujeres que se encuentran es ese contexto.

Otra situación que no se aborda abiertamente, es la negación al acceso de la educación de las mujeres que se encuentran en la cárcel, lo que se convierte en un reto para las y los defensores de los derechos humanos, conscientes que falta mucho para poder hablar de una vida libre de violencia.

Asimismo, se espera que los esfuerzos que se han hecho por más de una década se concreticen en la ratificación del Protocolo de la CEDAW, tan necesario para la concreción de los derechos que contempla la Convención.

ALGUNAS CIFRAS

POBLACIÓN

Habitantes

Distribuida en 20,935km2 del territorio nacional, con una densidad poblacional de 297 habitantes por cada km2.

En el área urbana la población es de 3, 910,412 de habitantes, que representa el 62.6% del total de la población. El área rural es de 2,338,850 habitantes, que representa el 37.4% del total de la población.

Como puede notarse la mayor parte de la población se concentra en el área urbana del país. Cabe destacar que el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), alberga el 27.8% del total de habitantes del país.

Esta misma encuesta, reporta que el 63.7% de la población es menor de 30 años. La población de 60 años es considerada como adultas mayores, que representan un 11%. Esto revela que la población salvadoreña es bastante joven, lo que facilita la renovación generacional en los ámbitos productivos y de la sociedad en general.

La población por sexo, las mujeres representan el 52.8% de la población total del país y los hombres el 47.2%; lo cual indica un índice de masculinidad de 0.9, es decir que existe que por cada 100 mujeres hay 90 hombres. En la zona urbana el índice es de 0.86 y en la rural de 0.96.

EMPLEO

Población en Edad de Trabajar (PET)

Personas

%

Población total

Población Económicamente Activa (PEA)

%

Mujeres

Personas

%

Hombres

Al caracterizar la PEA por área geográfica, la EHPM 2012 reveló que el área urbana participa en el total de la PEA con un 66.4%; mientras que la zona rural, con un 33.6%.

Del total de la PEA, 2,559,315, es decir el 93.9%, cuenta con empleo; mientras que 165,439 personas se encuentran desocupadas, lo que indica una tasa de desempleo de 6.07%.

En el área urbana, la condición de empleo de la PEA, por cada 100 personas, 59 están plenamente ocupadas; 31 personas subempleadas y 6 desempleados.

La tasa global de participación, es un indicador que cuantifica el tamaño relativo de la fuerza de trabajo; este es definido como la relación porcentual entre el número de personas que integran la PET. Para el año 2012, este indicador es de 63.2%, es decir existen más de 63 personas ocupadas u ofertando su fuerza de trabajo al mercado laboral por cada 100 personas en edad de trabajar.

Es importante destacar que las mujeres se ocupan principalmente en el sector servicios y en mucha menor medida en el sector industrial y en el primario, mientras los hombres (aunque también se ocupan abundantemente en el sector servicios) reparten más su participación en los otros sectores. Así, en el 2009 la PEA femenina se ocupaba en un 76.7% en los servicios, en un 18.2% en el sector industrial y en un 5.0% en el sector primario; mientras esas cifras para los hombres eran del 43.6%, el 21.7% y el 34.8%, respectivamente.

Según la composición por sexo de la PEA por categoría ocupacional, en 2009, las mujeres eran en torno a la mitad de las personas ocupadas por cuenta propia (52.8%), el 39.6% de los asalariados permanentes y 38.2% de los familiares no remunerados. Asimismo, se encuentra que por cada 100 empleadores o patrones, únicamente 28 son mujeres y que de cada 10 aprendices, únicamente 3 son mujeres.

En lo relacionado a la diferencia salarial según categorías ocupacionales puede establecer que la reducción de esa brecha se ha dado principalmente en el ámbito de cuenta propia, donde los salarios promedio de las mujeres han pasado de 63.4% en el 2000 hasta llegar a un 77.1% del correspondiente a los hombres en el 2009. Esa reducción positiva avanza más lentamente en la categoría de servicio doméstico. En esta última categoría, a pesar de que las mujeres son mayoría, su salario promedio ha oscilado entre el 40% y el 70% del que perciben los hombres en el período 2000-2009.2

En el año 2012 se encontraban en situación de desocupados 165,439 personas a nivel nacional, lo que representa una tasa de desempleo de 6.1% a nivel nacional, urbana 6.2%, rural 5.8 mientras que en el AMSS la tasa de desempleo se ubica en alrededor del 6.8%.

La tasa de desempleo por sexo, revela que es mayor para los hombres, con un 7.3%; para las mujeres es de 4.3%.

En relación con la calidad del empleo vale la pena destacar que las condiciones de las mujeres continúan siendo desventajosas frente a las de los hombres, pues su tasa de subutilización (desempleo abierto más subempleo) sigue siendo comparativamente mayor, aunque con una tendencia a acortarse por la precarización del empleo masculino: en 1996, esta tasa era 35.9% para los hombres y 53.1% para las mujeres, y en 2009 esta tasa pasa a ser de 51.1% y 52.2%, respectivamente. Si bien las mujeres no son quienes enfrentan mayores tasas de desempleo, probablemente como resultado de la adquisición de empleos formales o semi-formales en el sector público y la maquila durante este período, son ellas quienes predominan en el subempleo.

El desempleo por grupos de edad, establece que el rango de 16 a 29 años, tiene una tasa de desempleo de 10.6%; de 30 a 44 años la tasa es de 4%, por lo que puede concluirse que el desempleo es mayor en la población joven.

NIVEL DE POBREZA

El indicador de la pobreza, se divide en extrema y relativa, el parámetro de medición es el valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA).

Tanto la pobreza extrema como en la relativa, se ubican los hogares que con su ingreso per cápita no alcanzan a cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA). Sin embargo, los hogares con pobreza relativa, amplian dos veces el valor de la CBA. El costo de la CBA per cápita urbana registrada en el 2012 de $46.83 y la rural de $31.28.

El costo de la CBA, en el área urbana, para un hogar tipo promedio de 3.65 miembros es de $170.00 y de la CBA ampliada es de $341.90. El costo de la CBA en el área rural, para un hogar tipo promedio de 4.2 miembros es de $131.40 y de la CBA ampliada es de $262.80.

A nivel nacional un 34.5% de los hogares se encuentra en pobreza; de estos el 8.9% se encuentra en pobreza extrema; mientras que el 25.6% están en pobreza relativa.

En el área urbana el 29.9% de los hogares viven en pobreza, el 6.5% están en extrema y el 23.4% en relativa.

En el área rural un 43.3% de hogares se encuentran en pobreza, de los cuales el 13.6% están en extrema y el 29.8% en relativa.

En AMSS cuenta con el menor número de pobres, el 23% de hogares están en esta situación: 3.7% se encuentra en pobreza extrema y el 19.3% en relativa.

En el año 2009, la proporción de mujeres pobres del total de la población femenina es del 43.6%, y esa cifra es del 43.3% para la población masculina. Tal similitud se refleja también en cuanto a la pobreza extrema (14.9% para mujeres y 14.8% para hombres) y respecto de la pobreza relativa (28.7% y 28.5% respectivamente).

También se establecieron los hogares en situación de pobreza por sexo de la jefatura* y por zona de residencia (2008). El total de Pobreza es 39.5% para mujeres y 38.5% para hombres; Pobreza extrema 11.6% mujeres y 11.7% hombres; Pobreza relativa 27.8% mujeres y 26.99%. En la zona urbana la Pobreza es de 35.3% para mujeres y 34.5% para hombres; Pobreza extrema 9.3% mujeres y 9.2% hombres; Pobreza relativa 26% mujeres y 25.3%. En la zona rural la Pobreza es 49% para mujeres y 46.8% para hombres; Pobreza extrema 16.9% mujeres y 16.6% hombres; Pobreza relativa 32.1% mujeres y 30.2%.

*Nota: se otorgó la jefatura a la persona con ingresos laborales más altos en el hogar. Se excluyen los hogares en los que ningún miembro reportó ingresos. (pag. 86)

PORCENTAJE DE ALFABETIZACIÓN

La tasa de analfabetismo nacional entre las personas mayores de 15 años, pasó de 60.6% en 1950 al 42.9% en 1971, para descender pronunciadamente al 17.8%, según el censo del 2007.

Esa mejora de la situación educativa desde la década de los setenta se aprecia tanto en cifras relativas como absolutas, algo que se refleja al comparar los datos censales entre 1992 y 2007, período en el que la cantidad de población analfabeta se reduce en más de 130 mil persona.

La reducción no presenta la misma forma en el campo que en las ciudades, la comparación de las tasas muestra que el problema sigue siendo mayor en las zonas rurales, donde la tasa general es del 29.3% en el 2007, mientras que es del 12% en las zonas urbanas en ese mismo año

Según el Ministerio de Educación (MINED), solo la mitad de los niños y niñas que podrían asistir a la educación parvularia lo hacen, y la educación previa (hasta tres años) es mínima (asiste nada más el 2%). De igual forma, la cobertura en educación secundaria se sitúa en torno a la mitad de los adolescentes y jóvenes de ambos sexos y esa cifra es aún menor (24%) en cuanto a la cobertura de educación superior.

Las mujeres son más afectadas según los datos censales para 2007, la tasa de analfabetismo era del 20.3% para ellas, y del 15.1% para los hombres.

En el 2007 las mujeres representaban el 66.7% de la población analfabeta urbana, cifra que desciende al 57.8% en las zonas rurales

En el año 2008, las deserciones escolares en la población entre 4 y 18 años es de 17.1 % de los niños y adolescentes no asistieron a clases porque necesitaron trabajar, mientras esa cifra es solo del 4.3% para las niñas en ese mismo rango de edades y en el mismo año. Pero esas cifras se invierten respecto de los requerimientos del hogar: para un 21.2% de las mujeres esa es la causa de no asistir a clases, mientras esa cifra es del 2.9% en el caso de los hombres.

En lo relacionado a la matrícula de tercer ciclo se aprecia una participación similar entre mujeres y hombres, si bien se establece que en la enseñanza media las mujeres han comenzado a aventajar a los hombres: ya son el 52% de la matrícula y presentan una tasa ligeramente superior a la de los hombres (55.9%, frente a 54.3% en 2008).

Esa situación se reduce con respecto a los años correspondientes a la enseñanza básica, donde el 53.4% de las mujeres declaran no haber superado ese nivel, mientras esa cifra es del 47.0% en los hombres. Ahora bien, en los años correspondientes a la enseñanza media esas cifras son similares: 19.1% en las mujeres y 19.3% en los hombres; en tanto que el reducido porcentaje que accede a los estudios superiores es todavía ligeramente superior en los hombres (11.2%) respecto de las mujeres (10.3%).

Según los datos censales del 2007, un 34.4% de las mujeres del área urbana tienen estudios secundarios y un 8.6% han alcanzado estudios universitarios, mientras esas cifras para las mujeres rurales desciende al 18.8% y al 0.9% respectivamente. Esa fuerte diferencia también se muestra al comparar las mujeres que se declaran blancas y las que se reconocen indígenas: un 16.5% de las primeras habían alcanzado bachillerato y un 9.5% estudios universitarios, mientras esas cifras eran del 9.3% y 3.2% para las mujeres indígenas. En este grupo étnico destaca la similitud del nivel educativo que presentan mujeres y hombres, dado que un 9.2% de estos últimos han alcanzado bachillerato y solo un 3.3% realizó estudios universitarios.

CIFRAS Y PORCENTAJES DE CASOS DE VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

No se han actualizado los indicadores para el registro de la violencia de género, en el marco de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, por que prevalece la normativa jurídica de la Ley contra la Violencia Intrafamiliar.

Las cifras generales de violencia contra las mujeres durante el período que se informa son las siguientes:

  1. En el 2011 la Procuraduría General de la República (PGR) recibió 7,656 denuncias,
  2. En el 2012, 2,816 casos.

En ambos años la violencia psicológica denunciada ascendió a 53.03% y 51.38% respectivamente. La violencia económica y patrimonial con el 25.51% para el año 2011 y el 22.90% en el 2012. La violencia física, en el 2011 fue del 15.37% y en el 2012, el 16.44% de los casos. Finalmente las denuncias de violencia sexual representaron el 6.09% en el 2011 y 7.03% en el 2012.

La Policía Nacional Civil (PNC), en el 2011 reportó 4,187 casos de violencia contra las mujeres y de enero a junio de 2012 reportó 2,457 casos. El Instituto de Medicina Legal (IML), reportó en el 2011, 630 muertes violentas de mujeres. El Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), informa que en el 2011 se atendieron 5,403 casos y a septiembre de 2012 se informa de 8,613 atenciones a mujeres que enfrentan violencia.

Sobre los casos denunciados en la PNC, en el 2011 se reportó 4,187 casos entre violencia sexual, intrafamiliar y muertes violentas. A junio de 2012, la PNC reportó 2,457 casos, siendo los más denunciados la violencia intrafamiliar con el 50.47% del total de los casos, seguido de la violencia física con el 33.05%. Las muertes violentas representan el 9.08% de casos denunciados y el 7.41% denuncias de violencia sexual.

Las Unidades de Atención Especializado de la Procuraduría General de la República (PGR), periodo enero a abril de 2013, tiene 897 expedientes abiertos los cuales están divididos en: Denuncias Judiciales 498, Atención en Violencia Intrafamiliar 721, Atención en Violencia de Género 162 y Atención en Discriminación 14; lo que representa el 80.4%, 18% y 1.6% respectivamente.

TASA DE MORTALIDAD MATERNA

El Salvador logró la reducción de la mortalidad materna de 71.2 por 100 mil nacidos vivos, a 50.8 en 2011, superando desde entonces la meta del Objetivo del Milenio Nº. 5 (ODM 5) y cerró el 2012 con una mortalidad materna de 41.9 por 100 mil nacidos vivos.

En el Hospital de Maternidad (Tercer Nivel de Atención) el parto de bajo riesgo disminuyó en un 8%: De 12,817 en el 2011 a 11,807 en el 2012, debido al fortalecimiento de la capacidad resolutiva de los hospitales de Segundo Nivel.

En el 2012 se atendieron en la red de establecimientos del Ministerio de Salud (MINSAL) 82,586 nacimientos, lo que representa un incremento del 2% en relación al período anterior y más del 99% son atendidos en la red hospitalaria.

CIFRAS Y PORCENTAJE DE ATENCIÓN EN SALUD

Uno de los problemas centrales en materia de salud pública es el bajo nivel de cobertura de servicios de salud del MINSAL, únicos proveedores públicos que brindan servicios de salud para toda la población. De hecho, la información disponible de la EHPM 2010, indica que del total de población que se enfermó o accidentó en el 2009, el 69.7% de los mismos acudieron a establecimientos del MINSAL: 11.7% a hospitales; 58% a la red del primer nivel de atención y el resto 12% a instalaciones del Instituto Salvadoreño del Seguro Social ISSS 14.5%, a hospitales o clínicas particulares o a otros establecimientos; 3.8% -organizaciones no gubernamentales, farmacias, etc.-, para resolver su problema de salud. La misma fuente señala en lo que se refiere a la población que se enfermó o accidentó y acudió a establecimientos del primer nivel de atención del MINSAL (unidades o casas de salud), el 56% era población cuya condición socioeconómica la coloca bajo la línea de pobreza. Es importante señalar que el bajo nivel de aseguramiento de la población, en especial la de menores recursos económicos(97% de la población salvadoreña en pobreza extrema y 89% de la población en pobreza relativa, no posee ningún tipo de aseguramiento en salud).

DERECHOS SEXUALES Y DERECHOS REPRODUCTIVOS

La aplicación del modelo de prevención, de embarazos en adolescentes que en el quintil de menor ingreso constituye uno de los principales retos en el tema de salud sexual y reproductiva que enfrenta el país. La tasa específica de fecundidad para este grupo triplica la estimada para el mismo grupo de edad perteneciente al quintil de mayor ingreso (131 vs. 43 nacimientos por cada 1,000 mujeres). Las principales barreras para la prevención del embarazo en adolescentes se encuentran: Desconocimiento sobre métodos anticonceptivos, falta de acceso a fuentes confiables de información, falta de acceso a los métodos anticonceptivos y falta de consultas confidenciales con el personal de salud. La principal barrera para el uso de métodos anticonceptivos es el temor a los efectos secundarios1.

De acuerdo con el MINSAL, de las 100 mil inscripciones prenatales al año, el 33.2 % son de mujeres adolescentes. En El Salvador, la edad promedio de inicio de la vida sexual es 16.3 años2.

En la actualidad, el 31.4% de los partos corresponde a mujeres de entre 15 y 19 años y el 27.7% de muertes maternas ocurre en adolescentes.

La situación del aborto en El Salvador, presenta varias dificultades. Unas se refieren al registro de la cantidad de casos; otras, al hecho de que, desde abril de 1998, se reformó el Código Penal, y se eliminaron las causales excepcionales por las que el aborto no era punible. Por ello, la información disponible refiere únicamente a los egresos hospitalarios registrados por el MINSAL, que puede ser solo un segmento reducido del número real de abortos que se producen en el país. 3

Según estos datos, la cantidad de abortos anuales se sitúa en los últimos años en torno a 7,000 casos, 30% de ellos ocurridos en adolescentes.

En el 2008 se registraron un total de 6,856 casos, subdivididos 6,803 espontáneos, en edades de 10 a 14 años 154 casos, de 15 a 19 años 801 casos y de 20 años en adelante 4,848. Cerca del 10 al 15% de los embarazos reconocidos termina en un aborto espontáneo. Hasta 40% de los embarazos puede terminar de esta manera ya que muchas pérdidas ocurren antes que la mujer se dé cuenta que está embarazada.

Los casos sépticos fueron 53, en edades de 10 a 14 años 8 casos, de 15 a 19 años 15 casos y de 20 años en adelante 30, en el mismo periodo.

CIFRAS Y PORCENTAJE DE MUJERES A CARGADO DEL HOGAR (JEFAS DE HOGAR)

En El Salvador existe un total de 1,406,485 hogares, de estos el 65.1% (916,000 hogares) posee una jefatura masculina, mientras que el 34.9% (490,385 hogares) tienen a una mujer en la jefatura del hogar, según los datos registrados por el VI Censo de Población y V de vivienda, 2007.

De los hogares con jefatura femenina del país, 340,930 hogares (el 69.5%) viven en el área urbana y 149,455 hogares (el 30.5%) viven en el área rural. Los departamentos donde se encuentran la mayoría de las jefas de hogar en El Salvador son: San Salvador, La Libertad, Santa Ana y San Miguel con el 30.3%, 10.8%, 8.8%, y el 8.3% respectivamente. Las edades de la mayoría de jefas de hogar se concentra entrelos 30 y 54 años, lo que representa un 51.6% (252,824 mujeres jefas de hogar).

El 28.8% de las jefas de hogar no tiene ningún grado de estudios y solamente el 40.5% finalizó la escuela primaria (1° a 6° grado). El 24.3% de loshogares del país reciben remesas mensuales (estas son en promedio $165.02 mensuales), de estos el 47.9% corresponden a mujeres jefa de hogar, mientras que el 52.1% son hogares dirigidos por hombres.

PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LAS MUJERES

En el Poder Ejecutivo (2009-2014), funcionan 13 Ministerios, de los cuales solamente el de Salud está presidido por una mujer, lo que constituye el 7.69%. Son 17 Vice Ministerios ocupados por 13 hombres y 4 mujeres, lo representa 76.47% y 23.53% respectivamente. Asimismo se encuentran 19 Instituciones Autónomas, presididas por 17 hombres y 2 mujeres; bajo el rubro de Superintendencias se encuentran 6 Instituciones, la Presidencia de una de ellas es ejercida por una mujer.

En las elecciones para Diputados y Diputadas y Concejos Municipales para el período 2012-2015 el Padrón Electoral ascendió a un número de 4,679,069 electores de los cuales eran 2,473,787 mujeres y 2,205,282 hombres. Existen diferencias entre el número de mujeres y hombres consignados en el padrón y las y los votantes —el ausentismo es preocupante—, sin embargo las mujeres siempre representan el mayor porcentaje.

La Asamblea Legislativa cuenta con 23 diputadas y 61 diputados, haciendo un total de 84, quienes están representando 7 partidos políticos: Frente Farabundo para la Liberación Nacional (FMLN) 31 curules, divididos 13 mujeres y 18 hombres; Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) 28, 8 mujeres y 20 hombres; Gran Alianza por la Unidad (GANA) 11, 1 mujer y 10 hombres, Unidos por El Salvador 5, 1 mujer y 4 hombres; Partido de Concertación Nacional 7, todos hombres; Partido Demócrata Cristiano 1, hombre y Cambio Democrático 1, hombre.2

Con relación al Poder Judicial, el crecimiento de la participación de las mujeres es más consistente. De hecho, la proporción de mujeres era ya del 35% del total de jueces y juezas en 1999; pasando al 45% para 2007. En la CSJ la situación es distinta porque su composición depende del debate político en la Asamblea Legislativa, quien nombra a las y los magistrados. Como resultado de ese “techo de cristal”, la CSJ está formada por 15 Magistrados y Magistradas, de los cuales solamente 6 son mujeres (40%).

Contacta con CLADEM El Salvador

1 + 7 =

Coordinación nacional

Yolanda Guirola

minerva_mujer arroba yahoo punto com punto mx